ADEX: «CON ELIMINACI

0
9

 

Después que el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Luis Valdivieso, confirmara que su despacho estudia la posibilidad de modificar el Drawback, el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), José Luis Silva Martinot, afirmó que con su reformulación el despacho del jirón Junín busca llevar al sector exportador a un "disparadero", por lo que calificó como un error ese planteamiento.

 


Drawback promueve la exportación

 

"El Drawback es uno de los regímenes aduaneros que promueve la exportación no tradicional a través de la restitución de derechos arancelarios y, como dijo el ministro Rafael Rey, es una herramienta para competir ante la falta de infraestructura y los sobrecostos que enfrentan las empresas. Por eso, cuando el ministro Valdivieso confirma que se está evaluando una modificación, genera un impacto en el sector pues obliga a replantear la reinversión y la contratación de personal por parte de las empresas dependen del Drawback", dijo
 
El líder exportador recordó que el mecanismo en discusión (devolución de aranceles) es una práctica internacional aprobada por la Organización Mundial de Comercio (OMC) basada en el principio de la no exportación de impuestos indirectos, por lo que no puede ser considerada –por quienes plantean su modificación y/ eliminación– como un subsidio creado para beneficiar exclusivamente a los exportadores.
 
"Un subsidio, en un sentido estricto, implica una transferencia del gobierno hacia los exportadores, que no se da en este caso porque genera una transferencia desde las empresas que no se benefician del Drawback a favor de las empresas que sí se benefician de él", explicó.

 

Drawback apunta a la diversificación de productos

 

Silva Martinot detalló que el Drawback tiene un contenido promotor que apunta a la diversificación de productos y al impulso de la formación de nuevas empresas exportadoras, por eso beneficia solamente a las exportaciones no tradicionales y no a todos los sectores.  "Es más, se .trata de un beneficio temporal, porque se deja de percibir cuando las exportaciones de un producto superan los  US$ 20 millones", aclaró.
 
En ese sentido, remarcó que los más afectados serían los sectores más intensivos en mano de obra y, sobre todo, las empresas cuyos productos son fabricados fuera de Lima, lo que aunado a un tipo de cambio que continúa con una alta volatilidad, se convierte en un nuevo dolor de cabeza para los exportadores, que meses atrás reclaman que la joyería de oro también se beneficie del Drawback.

 

 
Vocación de diálogo

 

El representante gremial consideró que un planteamiento de ese tipo sería suicida porque en provincias y en Lima habrían trabajadores que se verían afectados, "pero estamos seguros que el ministro de Economía lo que menos quiere es afectar al trabajador, sobre todo a los de las empresas formales, por eso reafirmamos nuestra vocación de diálogo", afirmó.
En ese punto, informó que todos los gremios del sector privado –incluido ADEX–  solicitaron una reunión al ministro Valdivieso, para tratar temas inherentes al desarrollo económico del país y las propuestas que de una u otra manera puedan afectar la generación de empleo y la recaudación de impuestos. Por ello, recomendó que esa iniciativa sea coordinada con los gremios correspondientes para no generar un impacto negativo en los empresarios, básicamente en los pequeños y en los medianos, que son los principalmente beneficiados.

 

Aporte exportador

 

Recordó que en el último año, los exportadores pagaron solo por concepto de derechos arancelarios, por sus importaciones directas, alrededor de US$ 485 millones, de los que recibieron como parte del Drawback cerca de US$ 170 millones, de ahí que no se entienda a qué se refiere el titular del MEF cuando habla de un desbalance en la aplicación de este mecanismo.
 
"El Drawback es una inversión con alta rentabilidad para el país y con costo cero para el fisco. Es aplicado en todo el mundo y lo particular en el Perú es la forma como se administra (5% flat en vez de una devolución precisa de los montos pagados). Además, el programa se financia por sí mismo ya que las empresas exportadoras pagan cierto monto y luego se les devuelve parte de ese monto, que en el 2007 no fue ni la tercera parte", anotó.
 
A modo de ejemplo, José Luis Silva señaló que uno de los exportadores más importantes de carmín ya adelantó que en caso le quiten el Drawback, su empresa dejará de exportar ese producto. "Le pregunto al ministro de Economía, ¿qué harán para vivir las 6,000 ó 7,000  familias que dependen de las extracción de la cochinilla en Ayacucho, que no tendrán a quien venderle su producto porque las empresa de ese rubro no podrán exportar?", finalizó.

 

¿Quiénes no se benefician del Drawback?

 

Todas las exportadoras de productos tradicionales, aquellas empresas cuyas partidas arancelarias superaron los US$ 20 millones o que el valor CIF importado excede el 50% del valor exportado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here