Andean Railways cuestiona excesiva demora de OSITRAN

0
15

  • Solicitan que organismo regulador explique por qué dilata en exceso su pronunciamiento sobre los horarios de nuevos operadores.
  • La demanda de viajes a Machu Picchu ha crecido y los turistas no tienen opciones.
  • Nuevos operadores perderían gran parte de las reservas del 2009 por falta de definiciones
A pesar que la Constitución Política tiene un mandato muy claro a favor de promover la competencia en todas las actividades económicas y el propio contrato de concesión del Ferrocarril del Sur obliga a OSITRAN a abrir la competencia en la ruta Cusco-Machu Picchu, este organismo continúa dilatando en exceso el ingreso de nuevos operadores en esta vía, al no definir el tema de los horarios.

José Daniel Amado, presidente ejecutivo de Andean Railways, señaló que no podía explicarse las razones por las cuales el organismo regulador no decide todavía si el grupo Perú Rail-Orient Express puede participar como juez y parte en la subasta de horarios en esta vía.

“Ositran anunció que definiría el tema de los horarios a más tardar el 10 de setiembre, sin embargo, ya se ha vencido largamente ese plazo y hasta la fecha continúa sin resolver, a pesar del mandato constitucional expreso”, comentó.

 

Agregó que esta demora de Ositran (dos meses) se suma al año adicional que ha tenido que esperar Andean Railways  desde que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) les otorgó el permiso de operaciones el año pasado. Explicó que su representada tuvo que esperar algunos meses para lograr el permiso de operación, luego debió superar la oposición sistemática del grupo Perú Rail-Orient Express con juicios y oposiciones y ahora enfrentan la demora excesiva del regulador.

“Sabemos esperar y somos pacientes, pero la demora nos viene causando perjuicios significativos”, dijo Amado tras solicitar una explicación del organismo regulador.


Problemas

 

Sostuvo que la falta de definiciones ha generado un indebido retraso en los planes de la empresa, cuya meta era traer sus equipos nuevos de Estados Unidos durante el mes de octubre y operar en noviembre o diciembre, como máximo. “Sin embargo, con este problema, es probable que las operaciones recién se inicien el próximo año, pues hasta la firma del contrato definitivo con el concesionario, hay varias gestiones adicionales”, apuntó.

 

Señaló que la situación es grave pues ante la falta de definiciones para la apertura de la competencia, los operadores turísticos y las agencias no tienen más opción que hacer reservas con el grupo monopolista. Además, su representada perdería gran parte de las reservas de pasajes del año 2009, pues éstas se hacen con mucha anticipación.

 

El directivo de Andean Railways consideró que las excesivas dilaciones en este proceso sólo favorecen al grupo Perú Rail-Orient Express, afectando a los turistas, agencias y operadores turísticos que reclaman contar de una vez con nuevas opciones, sobre todo ante el incremento en la demanda de viajes a Machu Picchu. “Los perjudicados somos todos, el único que se beneficia con la permanencia del monopolio es Perú Rail y sus empresas vinculadas”, anotó.

 

De otro lado, Amado informó que ha tomado conocimiento -con preocupación- que Ositran habría emitido una opinión favorable para aceptar una prórroga adicional (por cinco años más, hasta el año 2039) del contrato de concesión de la vía Cusco-Machu Picchu, a favor del grupo Perú Rail-Orient Express, a pesar de su comportamiento anticompetitivo.

“Hemos recibido esa información y nos preocupa muchísimo que el organismo regulador prefiera resolver prioritaria y favorablemente la prórroga del plazo de concesión de un monopolio, dejando pendiente de resolver su obligación constitucional de admitir, primero y de una buena vez, el ingreso de la competencia”, anotó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here