China rechaza las afirmaciones de Estados Unidos de que el coronavirus se originó en el laboratorio de Wuhan

0
33

(Aeronoticias).- Un tabloide nacionalista controlado por el Partido Comunista Chino rechazó las afirmaciones del Gobierno del presidente Donald Trump de que el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio, a medida que la guerra de palabras por la pandemia se intensifica entre Washington y Beijing.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el domingo en una entrevista con ABC que había “evidencia enorme” de que que el covid-19 se originó en un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, donde el brote se detectó por primera vez en diciembre de 2019. Sin embargo, Pompeo no proporcionó detalles para respaldar la aseveración. Un tabloide nacionalista controlado por el Partido Comunista Chino rechazó las afirmaciones del Gobierno del presidente Donald Trump de que el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio, a medida que la guerra de palabras por la pandemia se intensifica entre Washington y Beijing.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el domingo en una entrevista con ABC que había “evidencia enorme” de que que el covid-19 se originó en un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, donde el brote se detectó por primera vez en diciembre de 2019. Sin embargo, Pompeo no proporcionó detalles para respaldar la aseveración.

Casi el 30% de estadounidenses cree en teoría sobre el coronavirus que prácticamente no es cierta

¿Fue creado covid-19 en un laboratorio?

En respuesta a los comentarios de Pompeo, el periódico estatal Global Times de China dijo en un editorial este lunes que el exdirector de la CIA había “sorprendido al mundo con acusaciones sin fundamento”. “Dado que Pompeo dijo que sus afirmaciones están respaldadas por ‘evidencia enorme’, entonces debería presentar esta supuesta evidencia al mundo, y especialmente al público estadounidense al que continuamente intenta engañar”, dice el editorial.

“La verdad es que Pompeo no tiene ninguna evidencia, y durante la entrevista del domingo, estaba engañando”. CNN contactó al Ministerio de Relaciones Exteriores de China para obtener un comentario sobre las afirmaciones de Pompeo, pero no recibió respuesta. El país está en medio de un feriado de cinco días que se extiende hasta el martes.

Los científicos de todo el mundo han condenado las teorías de conspiración que sugieren que el covid-19 no tiene un origen natural, y en cambio han señalando estudios que sugieren que se originó en la vida silvestre. China ha enfrentado críticas en su país y en el extranjero por cómo manejó la situación del virus, especialmente durante el brote inicial. El gobierno fue acusado de silenciar a los denunciantes y demorar en informar al público sobre la gravedad de la crisis.

Pero los críticos alegan que Washington ha intensificado los esfuerzos para culpar a China por la propagación mundial del virus, ya que enfrenta cada vez más críticas en su país por su propio manejo de la pandemia. Hasta la fecha, Estados Unidos ha registrado más de 1,1 millones de casos y al menos 67.000 muertes relacionadas con covid-19. Beijing ha respondido con sus propios esfuerzos de propaganda, acusando a Estados Unidos de echar la culpa a una parte y descartando las acusaciones de un encubrimiento deliberado en las primeras etapas críticas.

El martes pasado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, acusó a los “políticos estadounidenses” de decir mentiras sobre la pandemia. “Tienen un solo objetivo: tratar de eludir la responsabilidad de su propia epidemia y de las medidas de prevención y control y desviar la atención pública”, dijo. El 30 de abril, la agencia de noticias estatal china Xinhua publicó un video animado con figuras similares a Lego que se burlaron de la respuesta de Estados Unidos a la pandemia. Ha sido visto al menos 1,9 millones de veces en Twitter.

El lunes, el editorial del Global Times acusó a la Casa Blanca de continuar “participando en una guerra de propaganda sin precedentes mientras intentaba impedir los esfuerzos globales en la lucha contra la pandemia de covid-19”. “Mientras las campañas electorales presidenciales de Estados Unidos están en marcha, la administración Trump ha implementado una estrategia diseñada para desviar la atención de la incompetencia que ha demostrado en la lucha contra la pandemia. Está claro que su objetivo es culpar a China por la pandemia señalando al país como la fuente de Covid-19 “, dijo el editorial.

Fuente: CNN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here