Iglesias que quiebran y otras cosas ‘católicas’

0
48

(Aeronoticias).- En comparación con las finanzas de la Iglesia Católica, las cifras fiscales que ostentan Apple y General Motors -150 mil millones de dólares cada una- son apenas una bicoca. Y cualquiera que intente saber acerca de sus manejos de dinero, es cosa muy complicada, si no un intento de misión imposible.

¿La razón? La figura fiscal de la Iglesia: cada diócesis maneja sus propias fuentes de dinero y es responsable de su manejo. Cada sacerdote controla al devenir financiero de su iglesia y, gracias a las leyes que les favorecen en materia fiscal, no declaran ingresos y eluden tributos.

Ya, pero si parece complicado pensar cuántas iglesias abundan en todo el mundo, más fácil, pero abultado, será descubrir la valía de cada propiedad de la Iglesia Católica en el mundo, incluyendo su país -El Vaticano- y las muestras de arte en ellas.

Para que a una parroquia pudiera pasarla bien o mal si decidiera invertir su dinero en fondos, más allá de las crisis o las bonanzas, dependen de detalles legales. Las diócesis de Milwaukee y la de Wilmington invirtieron su dinero en fondos. Aquella que no separó la figura jurídica de la diócesis terminó muy mal financieramente, sobre todo cuando llegó la hora de mostrarse frente a los acreedores, una situación distinta si separas los bienes de la iglesia para que uno «zafe» cuerpo si las cosas van mal.

Con información de Slate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here