Una santafesina detrás del éxito en los Oscar

0
5
Aeronoticias – tomado del diario Litoral de Santa Fe, Argentina) Vanessa Ragone vivió toda su niñez y adolescencia en Santa Fe. El año pasado participó como productora ejecutiva en “El secreto de sus ojos”, el filme argentino que competirá por el Oscar a la mejor Película Extranjera. La ceremonia es este domingo.

Yo tenía dos fantasías cuando me fui de Santa Fe a estudiar cine. Una era conocer a María Luisa Bemberg, cosa que hice y fue un gusto porque ella presentó mi primera película, un documental sobre Alejandra Pizarnik. Y la otra era ir al Oscar”. Mañana (domingo) a la noche, cuando los luces del Teatro Kodak de Los Angeles se enciendan para recibir a las celebridades de todo el mundo en la 82º edición de la entrega de los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, Vanessa Ragone tendrá la posibilidad de cumplir aquel sueño adolescente. Es que fue una de las tantas personas que forjaron -en su caso como productora ejecutiva- el exitoso film “El secreto de sus ojos”, que pugnará por la dorada estatuilla a la Mejor Película Extranjera.

 
Una santafesina detrás del éxito en los Oscar
 
Aunque vive desde hace muchos años en Buenos Aires, Vanessa nació en 1967 en Santo Tomé. La primaria la hizo en la Escuela Juan de Garay de esa ciudad (“de la cual conservo unos recuerdos maravillosos”, dice) y el resto de sus estudios -mas allá de dos años que pasó en Bariloche- los cursó en el Colegio Normal de Santa Fe.

El acercamiento con la imagen fue desde muy pequeña. “Cuando cumplí 10 u 11 años mi papá me regaló una cámara suya, una Leika y ahí empecé a sacar fotos”, recuerda. Su padre, Carlos Ragone, fue fotógrafo de El Litoral durante varios años, hasta mediados de los ’90. “Tenía una relación muy próxima con la fotografía, lo acompañaba a papá al diario a revelar, era una cosa divertidísima, el cuarto oscuro, las imágenes que aparecen de la nada. Y a mi viejo también le apasionaba”, evoca, no sin traslucir cierta nostalgia en su voz.

Si, como sostienen algunos, la infancia es el momento en que se definen las vocaciones, la inclinación de Vanessa por el arte era casi ineludible. Es que sus padres habían formado parte, en los años ’60, de toda esa movida tan significativa que impulsaron en Santa Fe personajes como Fernando Birri, Cocho Paolantonio y otros tantos. “Conocí a toda esa gente desde muy pequeña” rememora hoy la cineasta y productora. A esto se sumaban las visitas semanales junto a su padre a Cine Club Santa Fe, que en cierto modo terminaron de definir su amor por el cine. “La relación con las artes, con la imagen, con las letras, siempre estuvo presente. Yo siempre digo que la única y mejor herencia que me dejaron mis padres fueron libros y cámaras de fotos” manifiesta.

Los inicios

Tras finalizar la secundaria y resolver algunas dudas iniciales (pensó en cursar Filosofía) Vanessa orientó su vida definitivamente hacia el mundo del cine y se fue a estudiar a Buenos Aires. “La fantasía era la carrera de cine de Santa Fe, pero todavía no había vuelto”, explica.

Sus acercamientos iniciales a la realización cinematográfica fueron en el género documental. “En los trabajos que hice en mis primeros años era mi propia productora”, cuenta. Una de sus primeras experiencias importantes fue, a mediados de los “90, en la notable “Buenos Aires Viceversa”, de Alejandro Agresti, donde participó como asistente de producción. “Tenía algunas condiciones para eso, soy organizada”, sostiene.

Poco tiempo después de la crisis del 2001 le llegó una idea de una compañera del instituto que la entusiasmó de entrada. “Me encantaba, era un proyecto de largometraje muy complicado; además la historia me pareció importante, algo que no se había hablado mucho en el cine”, comenta. Se trataba de “Hermanas”, de Julia Solomonoff, una película protagonizada por Ingrid Rubio y Valeria Bertucelli que fue muy bien recibida por público y crítica en 2004.

El trabajo en este film (que Vanessa produjo por “el placer de trabajar con Julia”) marcó un punto clave en su carrera: estableció la primera relación con Tornasol Films, la productora española junto a la cual abordó, a través de su firma Haddock Films, “El secreto de sus ojos”.

“Campanella es un alquimista”

“El guión era fabuloso, cuando lo leí dije: por supuesto metámonos si o sí”. Cada vez que habla de su experiencia en “El secreto de sus ojos”, Vanessa deja entrever entusiasmo en su voz. “Como productora fue maravilloso, trabajar con Campanella es una alegría”, reconoce. “Es una película muy particular que tiene una mezcla de cosas muy grata. Juan es un hombre que tiene muy clara su prioridad de comunicarse con el público y contarle una historia que tenga humor, drama, amor, suspenso. Es un gran alquimista como director”.

Pero el éxito del film no obedeció únicamente a la capacidad de Campanella, a la excelente historia narrada y al enorme trabajo de los actores. Mucho influyó la cuidada estrategia de lanzamiento. “Se pensaron bien todos los elementos: una buena comunicación, una buena prensa, actores que convoquen espectadores y la fecha de estreno”. La opción que se eligió (13 de agosto) fue después de las vacaciones de invierno, cuando hacía semanas que las propuestas dirigidas a los chicos copaban las salas. De esta forma, la premisa fue atraer a un público adulto. “Hubo una gran estrategia de marketing que colaboró. Después todo es mérito de la película” plantea Vanessa.

Otra decisión importante que determinó la llegada del film al gran público fue estrenar en la mayor cantidad posible de salas. “Hicimos una gran inversión de copias para que estuviera a la vez en todos lados”, explica la productora. Y el enorme éxito que vino aparejado resultó casi inesperado. Para Vanessa “si bien se esperaba que una película de Campanella convoque, sigue sorprendiendo cada día”.

En cuanto a los detalles estilísticos, “Juan tenía ganas de experimentar con una cámara nueva, muy pequeña y de una calidad excelente (de hecho la película se filmó en video digital) para poder estar muy cerca de los personajes”. De ahí deriva esa conjunción entre planos muy cercanos y grandes lugares que era parte esencial de la propuesta estética del realizador. “Es el tipo de cine que a mí me interesa en particular producir, con ciertos recursos económicos a disposición del director para que pueda elegir lo que quiere hacer”, plantea Ragone. Y reconoce que contar con la participación de un coproductor hace que eso sea más fácil. “En Argentina el dinero para películas de este tamaño es casi imposible de conseguir”.

Camino a la consagración

Tal como afirmó un crítico “El secreto de sus ojos” es “una de esas películas que huelen a premios se miren desde donde se miren”. Así lo demuestra su destacada participación en distintos festivales del mundo y su reconocimiento en los Premios Goya, donde alcanzó el galardón al Mejor Film Latinoamericano. “El Goya fue el reconocimiento final a un director al que se aprecia mucho en España”, opina Vanessa, quien subió a recibir la estatuilla en Madrid hace pocas semanas. Y “lo del Oscar es un sueño” aunque “hicimos todo el camino para la nominación; de hecho Argentina la presentó como película nacional y después trabajamos en Estados Unidos para que la película se vea”.

Tal vez por su condición de amante del cine, Vanessa tiene bien claro cuáles son las principales películas que competirán mañana con “El secreto…” por la dorada estatuilla. “Hay una muy candidata que es “La cinta blanca’ de Michael Haneke, un director de culto en todo el mundo”, reconoce. Pero esa contingencia no apaga las expectativas: “En las proyecciones que hicimos la gente asistió masivamente y los comentarios fueron buenos”, se entusiasma.

Como ocurrió pocas veces a lo largo de las 82 ediciones el país entero estará pendiente de los resultados de los premios Oscar, esperando con ansiedad para ver si Argentina puede alcanzar la segunda estatuilla de su historia, tras la obtenida por “La historia oficial”, en 1986. Y Santa Fe tendrá, en la figura de Vanessa Ragone, una “embajadora” de lujo en Los Angeles. Un verdadero orgullo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here