Miles de peruanos no saben que son hemofílicos

0
7

(Aeronoticias).- En Perú, la Asociación Peruana de Hemofilia (ASPEH) registra 835 casos de hemofilia, de los cuales 709 son tipo A y 126 son tipo B, pero al comprobarse que la incidencia suele ser de 1 caso por cada 10.000 habitantes, se confirma que miles de peruanos padecen este mal pero no lo saben.

La hemofilia es un trastorno sanguíneo por el cual la sangre no coagula normalmente. De los tipos existentes, A y B, el más frecuente es la A, que afecta al 85% de la población total de pacientes con este mal. La diferencia entre ambos no es el nivel de gravedad, sino el tipo de factor coagulante insuficiente en cada uno.

Mayormente los casos detectados son de nivel severo, es decir son aquellos que cursan con sangrado espontáneo; pero también existe hemofilia de nivel moderado y leve. Al ver que (ante una herida) el sangrado tarda en detenerse, se debe realizar un diagnóstico, ya que la hemofilia es incurable pero sí tratable. Para la hemofilia tipo A se administra factor coagulante VIII, mientras que en el tipo B hace falta el factor IX.

«Este padecimiento crónico con el que las personas afectadas nacen se debe a un gen anormal ligado al cromosoma X. A veces los padres trasmiten el gen anormal a sus hijos. En otros casos, es posible que los padres no sepan que tienen el gen anormal, pues no tienen síntomas», advierte Pedro García Lázaro, jefe del Servicio de Oncohematología del Hospital Especializado Víctor Lazarte Echegaray, de Trujillo.

«El tratamiento depende de la gravedad. Y no cambia con la edad. El tratamiento principal para la hemofilia es aplicar factor coagulante, ‘terapia de reemplazo de factor’. La terapia se usa de dos maneras: para tratar un sangrado -cuando sucede- o en forma periódica para prevenir el sangrado», explica.

Asimismo, el especialista agregó que algunos niños muestran síntomas desde el nacimiento. «Por ejemplo, un bebé podría sangrar más de lo normal en un procedimiento para quitar la piel que cubre la punta del pene (circuncisión). Otros niños (con hemofilia leve) comienzan a tener síntomas más adelante. El sangrado suele producirse en una articulación. Las que se ven afectadas con mayor frecuencia son las de los tobillos, rodillas y codos», acotó.

Como se sabe, niños y hombres tienen más posibilidad de padecer hemofilia. Es poco frecuente en niñas y mujeres. La razón es que se trata de un desorden hereditario del cromosoma X, que es el que el padre da a sus hijos.

En el Perú, 70% de pacientes se atiende en EsSalud y 30% en el Ministerio de Salud y clínicas particulares. El tratamiento depende de la situación de cada paciente y la clase de hemofilia. Puede aplicarse vía intravenosa ampollas de ‘factor VIII’ si poseen hemofilia A, o ‘factor IX’ si se trata de la hemofilia B.

Un punto final que recalcar es que los pacientes con hemofilia severa deben recibir terapia profiláctica en forma regular durante toda su vida para prevenir los sangrados espontáneos.

Fuente: El Comercio.

Miles de peruanos son hemofílicos y no lo saben

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here