Oncólogos del INEN extirpan tumores óseos evitando amputaciones de extremidades

0
2


(Aeronoticias).- Cada año se efectúan un promedio de cien intervenciones de alta especialización.

Gracias a la aplicación de una compleja técnica denominada Cirugía de Preservación de Extremidad, los ortopedistas oncólogos del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas extirpan los tumores óseos de las extremidades sin necesidad de efectuar amputaciones o mutilaciones radicales de los miembros afectados, informó el Dr. Juan Pardo Valdespino, jefe del Departamento de Ortopedia Oncológica de dicho nosocomio.

Según el experto, mediante esta técnica quirúrgica en pacientes seleccionados se reseca completamente el tumor óseo y se reemplaza por un implante a medida denominado prótesis no convencional, generalmente aplicado en la rodilla y el hombro. “Para este tipo de cirugías de alta complejidad se requieren equipos multidisciplinarios, conformados por especialistas de cirugía reconstructiva, oncólogos médicos, ortopedistas oncólogos, radio oncólogos, terapistas físicos, entre otros”, expresó.

Refirió que en el INEN se realizan un promedio de 100 operaciones de este tipo anualmente, como parte del tratamiento para tumores de las extremidades como: osteosarcoma, sarcoma de Ewing, fibrosarcoma, condrosarcoma y en algunos casos enfermedades músculo esqueléticas benignas.

Asimismo, explicó que parte de la cirugía de preservación de extremidad implica la reconstrucción biológica, es decir, el deterioro óseo producto de la resección del tumor es reemplazado por estructuras óseas del propio paciente como el peroné o la cresta iliaca, con ayuda de procedimientos micro quirúrgicos. De esta manera el paciente preserva su extremidad y continúa su tratamiento.

Indicó que los avances médicos y tecnológicos han permitido el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas para resecar el tumor óseo, teniendo como propósito fundamental la preservación de la extremidad. “Hace diez años el tratamiento quirúrgico de estos tumores era la amputación del miembro, lo cual generaba dificultades en la calidad de vida de los pacientes”, afirmó.

Manifestó que gracias a la moderna técnica de preservación de extremidad, la recuperación de los pacientes se da en corto tiempo. En muchos casos, después de unas dos semanas de recuperación, el paciente da sus primeros pasos. “Al cabo de un mes aproximadamente, el paciente puede caminar con ayuda de una muleta, y alrededor de la sexta semana puede caminar sin ayuda”, manifestó.

El desarrollo de esta técnica quirúrgica se debe principalmente a los nuevos esquemas de quimioterapia, los modernos equipos de radioterapia y el equipamiento biomédico de última generación que permiten imágenes más precisas, haciendo posible una mejor definición en relación a las estructuras vitales como las venas, las arterias y nervios. “Así se obtienen márgenes quirúrgicos oncológicos para resecar la tumoración en forma completa”, añadió.

El galeno refirió que el mayor problema en estos tipos de cáncer es que muchos pacientes vienen con tumores avanzados cuando la única alternativa es la amputación y no cumplen con los requisitos para someterse a cirugía de preservación.

La señal de alerta para los tumores tipo osteosarcoma son: dolores persistentes e intensos en los huesos alrededor de la rodilla y del hombro.

 

Ministerio de Salud

INEN


{jathumbnail off images=»images/stories/14/05/140514/a5.jpg»}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here